Civiles:

Para uso domiciliario, consumo, piletas de natación, riego de parques y jardines.

Agroindustriales:

De alto caudal para riego en agricultura y de menor caudal para consumo en ganadería –bombas sumergibles, molinos a viento-

Provisión de Agua Potable:

De altos caudales para provisión de agua a ciudades.

Control ambiental:

Para estudios de comprobación de contaminación subterránea.